¿Soberanía del pueblo o de los pueblos? La doble cara de la soberanía durante la revolución de la independencia (1810-1820)

Geneviève Verdo

Resumen


La revolución de independencia como proceso político toma pleno sentido cuando se lo estudia en el marco de los vínculos que unían las ciudades del antiguo virreinato, y la manera en que evolucionan sus relaciones. En esta perspectiva, el problema de la representación y de la concepción del pueblo soberano son claves. Ellas se presentan bajo un doble aspecto: la concepción tradicional que consideraba a las ciudades como los sujetos de la soberanía, que es la que triunfa en la práctica, y una concepción más moderna del pueblo, la de los dirigentes revolucionarios, quienes consideraban al pueblo como una entidad única y abstracta, compuesta de individuos. La historia de la primera década de la revolución se presenta, en buena parte, como una serie de intentos por parte del poder central por conciliar estas dos tendencias, que tienen que ser vistas como las dos caras de un mismo proyecto. A lo largo del período estudiado, observamos que la búsqueda de la autonomía por parte de los pueblos no es contradictoria con la voluntad de permanecer unidos. Eso da lugar a una formulación híbrida, y por lo tanto muy original, del sujeto de la soberanía y de su delegación, cuyas formas más acabadas se formulan durante el Congreso de Tucumán y en la Constitución de 1819.

Texto completo:

PDF

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


ISSN impreso 0327-1676
ISSN on-line 1668-8090